Una y otras vez oímos a los expertos alabar los beneficios de la vitamina C, ¿por qué están tan esencial? Este nutriente es el responsable de producir y mantener el colágeno, el “pegamento que mantiene al cuerpo unido”; en especial, este antioxidante fortalece los vasos sanguíneos y le da a elasticidad y fuerza a la piel.

Tu cuerpo no almacena ni acumula vitamina C. Por esta razón su consumo diario es de suma importancia. ¿No estás convencido? Mira como una dosis diaria de vitamina C puede mejorar tu cabello, uñas y piel:

Ayuda a la salud de tu cabello

La vitamina C es una los nutrientes más eficaces para ayudar a crecer y a fortalecer el cabello. Para darle a tus mechones una dosis vital de vitamina C, mezcla una batata, media taza de uva de espina, tres fresas y una mitad de pimentón rojo hasta que obtengas una mezcla cremosa y suave. Después, lo aplicas en el cuero cabelludo y en el cabello. Te dejas la mascarilla de 15 a 25 minutos y luego te enjuagas el cabello con agua tibia.

Te hace lucir (y sentir) vigorizada

En tu dieta, la vitamina C juega un papel importante en la absorción de hierro. El hierro contribuye con tu belleza y tu bienestar general.

Ayuda al crecimiento de las uñas

La vitamina C ayuda a mantener tus uñas en buen estado y lo hace fortificando la piel, el tejido conjuntivo, huesos y las paredes de los vasos sanguíneos

Te ayuda a prevenir uñeros

Ya que la vitamina C fortalece las uñas y las ayuda a crecer, también ayuda a prevenir uñeros. Tomar vitamina C es la mejor forma de mantener la salud de tus uñas en óptimas, entonces asegúrate de comer frutas cítricas a menudo.

Mantiene a raya los signos de envejecimiento

Una investigación del 2007 halló que las mujeres de edad media que consumen más vitamina C que provienen de los alimentos al parecer tienen menos arrugas y resequedad en la piel. Para una mascarilla facial rica en vitamina C, mezcla un kiwi y media taza de lechosa y aplícate la mezcla en el rostro. Después de 15 a 20 minutos, enjuágala con agua fría.

LEAVE A REPLY