Conocer al Niño Libra

Si tienes un bebé balanza, muchas felicidades!! El niño de la balanza es pacifista, dulce, inteligente, justo, flexible, indeciso. Odia los gritos, las peleas y las confrontaciones. Deseo de agradar a todo el mundo. Le gusta lo bello y lo estéticamente armonioso. El niño Libra nace bajo el signo de la justicia y el equilibrio. Un poco perezoso pero muy cariñoso y zalamero.

Es un niño espontaneo, desde bebé saca su sonrisa para conquistar otros brazos, no importa si son desconocidos, le basta una sonrisa para soltar los brazos de su progenitor. Una anécdota que pueden vivir y ser motivo de risas con este niño… Si hay varios brazos que le guste a este bebé y todos a la vez se ofrecen para cogerle ¿Qué hará este bebé? Aconsejo que no lo expongan a tan tierna edad a tener que decidir… Ya verán por qué. Le cuesta tomar partido ¿A quién quieres más, a mamá o a papá? Esa pregunta es una tortura para un niño Libra. Su respuesta puede ser una hermosa sonrisa, y esa sonrisa y su tranquilidad será lo que calmará a unos padres ansiosos por ser los mejores educadores.

Si juega en el parque o está en su carrito y ve a alguien sucio, desaliñado sufrirá de espanto. Será como ver un fantasma. Desde pequeño mostrará su gusto por lo bello y su rechazo a lo feo y grotesco.

Es un niño que se siente a gusto en un ambiente tranquilo y sin ruidos. Cuidado con subir mucho el volumen de la tv o de la radio cuando duerme. Ese bebé tranquilo puede llorar, y si no descansa pueden conocer al Libra de mal humor. Los bebés Libra necesitan silencio y paz para poder dormir toda la noche.

Flexible. Se olvidó el biberón de las 6, no importa; el bebé Libra sabe esperar. Que le pegan sin querer, el bebé hará mueca para llorar, pero si papá se ríe, el también reirá, aunque un poco confuso. Tiene buen carácter y ¡que reine la paz!! Pero cuidado con este dócil niño, es apariencia… En el fondo existe un niño muy sensible que puede ir guardando rencores si se abusa de su deseo de paz. Un hogar muy severo en normas y costumbres hace que empiece a soñar con vivir en casa de la abuela tauro o de la tía leo.

Es importante comprender la dinámica del buen carácter del niño Libra, ya que puede soportar muchas situaciones desagradables mostrando una sonrisa. Pero su sensibilidad tiene un contador para soportar X números. Cuando el contador llega a su tope, se puede romper por siempre la relación padres-hijo. Se puede enfermar o cambiar el carácter de este niño. Surgen los ataque de rabia sin causa aparente.

Facilidad para la comunicación y las relaciones sociales. Es un niño muy sociable, hace amigos con facilidad y juega con todos. Le encanta hablar de todo y con todos. Si las amigas de mamá van a jugar bingo las tardes de domingo, allí estará el pequeño mostrando interés por todo y por todas. Se siente realizado y satisfecho cultivando esas relaciones sociales.

El niño Libra le gusta las relaciones sociales armoniosas, de risas, de buen rollo… No le gusta estar solo. No es bueno dejarlo mucho tiempo solo, él mismo lo exigirá y demandará compañía. Incluso en sus tiempos de hacer los deberes escolares querrá estar acompañado. Aprovechen ese reclamo de compañía para los besos y abrazos, sin asfixiarlo mucho… Es cariñoso, pero no le gusta los excesos.

Es el niño de la armonía, le gusta mantener buenas relaciones con su entorno… Y con sus padres, mucho más. Así que será un niño que no generará muchas discusiones familiares, más bien, será el que intermedia y pone la paz.

Este niño se desarrolla muy bien en las relaciones positivas. Si vive en un ambiente de gritos, peleas, malos modos, música alta, falta de respeto… Pierde el equilibrio y podemos ver a un niño distinto, de mal humor al principio (buscando no ofender a nadie)… Y si poco a poco le va subiendo el malestar, veremos a un niño muy agresivo o enfermo (dolores de cabeza).

Para educar con éxito a un niño Libra, los padres deben dejar de lado el estrés de la vida y el corre corre del trabajo. Estamos hablando de un niño que quiere tranquilidad, armonía… No le grites a un niño Libra, no le des prisa ¡Cuánta paciencia necesita mamá Aries!! El niño Libra tolera muy mal a unos padres nerviosos, impulsivos, precipitados, impacientes, siempre con prisas. Lo mismo ocurre con sus amigos. Si ustedes padres viven con prisas, si exigen que coma rápido… si viven estresando a este niño con las prisas en todo… es posible que empiece la guerra ¿Cómo? ¿No es el niño de la paz? Sí, es el niño de la paz. La generosidad de este niño termina cuando lo estresan mucho con las prisas. Por suerte, es el niño del dialogo y del razonamiento… después de una pequeña riña, viene la paz; y con el niño Libra es muy fácil obtener ese clima de retomar la armonía, ya que es muy colaborador en las buenas relaciones.

No es un niño vengativo, pero cuando su contador de tolerancia llega a su límite, toma decisiones drásticas, como puede ser tomar distancia de quien le hace daño.

Enfrentarse a situaciones de burlas y enfrentamientos con otros niños le genera ansiedad y bloqueo, le pueden tachar del niño cobarde. Si su niño está pasando por alguna situación de acoso y lo tachan de cobarde, y su consejo se limita a decirle a su niño que se enfrente, que pelee, que demuestre que no es cobarde… Entonces no ha entendido el corazón de su hijo (Los conflictos le bloquean), no sabe pelear ni insultar a nadie. No lo hará, y si lo hace será en una etapa de desbordamiento donde ese niño Libra puede ser muy peligroso, estará fuera de si y usted se puede arrepentir de su consejo. Yo les aconsejo que no esperen a que el niño Libra llegue a su límite de tolerancia para poner solución a un acoso.

Su actitud complaciente le puede poner en aprietos, especialmente si tiene que decidir rechazando a otro. Si tiene que decidir para jugar entre Juan y maría, lo más probable que decida quedarse en casa para no herir a nadie, por quedar bien deja de lado sus deseos. Si lo hace con frecuencia, está dejando de lado sus necesidades de jugar, y esto también le afecta y es posible que no lo manifieste. Como padres, han de estar atentos a esta tendencia. Otro aprieto que puede vivir… puede dejar algo importante para hacer un favor, pero un día lo verán agobiado… Y es, porque ese día se juntaron muchos favores que hacer. No sabe decir que no. Le cuesta imponerse. También, se deja influenciar o se deja llevar por otros niños con más liderazgo. Y todo para complacer a los demás.

Se esfuerza por agradar, es muy importante para su autoestima el sentirse aceptado. Depende mucho de las opiniones de los demás, en el cole puede ser manipulado si descubren esta debilidad. Si habla con mamá, estará de acuerdo en que el café es malo para la salud. Si habla con papá, estará de acuerdo en que el café es bueno para despejarse. Obligarle a tomar partido, dirá: “Los dos tienen razón”… y se acabó el pleito.

El niño Libra siempre buscará la forma de complacer a sus padres. Si hace algo que ustedes desaprueban, lo más probable es que no tuvo otra opción dentro de su lógica. Si le ocurre algo que puede considerar vergonzoso o que cree que le pueden castigar, lo ocultará, no porque sea mentiroso, sino por evitar discusiones y tristeza a sus padres. Si oculta algo, es porque ya sufre en su imaginación, el drama y los gritos de unos padres que no le comprenden.

En su deseo de complacer a todos y de quedar bien, se encontrará (en algún momento) en ese punto donde no es posible ¿Y qué hago? Otro drama para este niño. Es un niño que le gustaría que el mundo fuera rosa y lleno de paz.

Indeciso. ¿A dónde quieres ir, al parque o a la playa? ¿Quieres leche o yogur? Tremendo dilema cuando se encuentra entre 2 cosas que le gusta a la vez ¿Qué hago? El primer impulso es decidir por él, como tienes prisa, le dices qué elegir: “Coge el yogur”… Y así hasta el infinito. “Algún día tendrá que tomar sus decisiones, pensarás”.- Algún día será.

Después de una gran actividad vendrá un gran reposo. Si hace los deberes, no esperes que ayude en preparar la cena. Si cuida de su hermana, no esperes que después haga todos los deberes escolares. Necesita descansar para recuperar su balanza, recuerden que cuando la balanza se desequilibra, lo tendrán muy irritado, mejor que cargue batería para recuperar su sonrisa. A lo mejor es un poco perezoso y cómodo.

Si no quieres crearle un trauma con las decisiones, mejor no apresurarle, dejarle su tiempo, hablarle con cariño, ponerle música suave y tono bajito… ¿Tendrás paciencia? ¿Te resulta irritante? Ese niño agradable y de sonrisa angelical te está cambiando los conceptos de agradable.

El niño de la justicia. Si te pones a criticar a tu enemigo, tu niño lo defenderá. Si criticas a los homosexuales, ese niño los defenderá… algunos padres severos, pensarán que ese niño está en contra de la familia, pero es un niño que busca lo justo y la lógica. Y si papá es el culpable, el niño Libra no lo justificará en honor a la familia, va contra su naturaleza. A medida que va cogiendo confianza, va saliendo el pequeño filosofo que le busca las 5 patas al gato. Es un niño inteligente, muy curioso. Le gusta conocer las dos versiones o tres de un hecho (por eso defiende al enemigo de papá). No va con él: “Porque lo dice papá”… Busca las razones… ¿Y si lo dice mamá? ¿Qué pasaría?… El niño que ama la paz, cuando tiene que buscar respuestas, se vuelve discutidor (sin ser agresivo).

En el colegio. Le gusta lo fácil, es algo perezoso, no le gusta trabajar mucho. Le favorece los profesores con cierto mando, con carácter. Hay que estar estimulando constantemente para que no deje sus estudios. Cuando tiene muchas tareas, se puede agobiar sin saber por donde empezar. Le puedes sugerir que empiece por lo más fácil. Le gusta participar en actividades de grupo, en teatro… compartir con sus compañeros será lo mejor de ir a clase. Huye de los niños violentos y conflictivos. No es un niño combativo, las dificultades no le estimulan… Ante el primer problema quiere dejarlo. Habrá momentos donde tendrán que obligar para que su peque haga su último esfuerzo.

Gustos y regalos. Desde pequeño le encanta los perfumes, que no falte las colonias de bebé. Para los baños el agua tibia (equilibrio en la temperatura), comprar un termómetro para conocer el equilibrio justo del agua. Es un niño de mimos, zalamero, que le gusta que lo consientan. Le gusta ir bien vestido. Valora mucho la armonía en lo estético, rechaza lo vulgar. El peligro de valorar mucho lo estético, la moda y las marcas es que puede caer en imposiciones sociales sin aceptarse a si mismo. Cae en la apariencia y la vanidad, especialmente en su edad adolescente. Se acostumbra a la buena vida, de vez en cuando habrá que activarlo.

Como regalo, instrumentos musicales de su interés, pinturas, juegos de diseños, ropas de marca.

La salud. Cuidado con los dulces, es muy goloso y le gusta la buena comida. Tendencia a la obesidad. Su punto débil son los riñones y el lumbago que suelen afectarle cuando tiene malas relaciones. Para recuperar su equilibrio le favorece Un ambiente de armonía, música suave. Aunque no es un gran deportista, le viene bien algún deporte social y de competición como el voleibol… siempre y cuando ese enfrentamiento se quede en el campo de juego.

Como padres han de enseñar y apoyar al niño Libra en:

  • Mostrar enfados y desagrados.
  • Aprender que a pesar de los enfados y conflictos, no se rompe la armonía ni la relación afectiva. No se quedará solo.
  • Trabajar las dudas que le surgen en el momento de mostrar su necesidades. Ej: El quiere jugar con María, pero está Juan al lado… en la mente de Libra surge un dilema “Si juego con María, Juan se puede enfadar, y yo sentirme mal”. Libra elige no jugar… Así no enfada ni a María ni a Juan.
  • A decir NO a ciertas personas y situaciones sin sentirse mal o culpable. No es bueno decir siempre sí a la vecina para llevarse bien con ella.

Desarrollar Confianza interior es la clave. Al final de sus vidas, les quedará su primera sonrisa que llevarán con amor en sus corazones.