Consejos de maquillaje para destacar la piel morena

Al elegir los cosméticos que vas a utilizar es muy importante que tomes en cuenta el color de tu piel para que tu decisión sea más acertada. Aprende a maquillarte como una profesional y a sacarle mayor partido a tus facciones, a tu estructura ósea y a cada parte de tu rostro. Un buen maquillaje puede ayudarte a crear una mejor versión de ti misma, sigue estos consejos si eres morena para que mejores tu aspecto.

Elige el tono de base más cercano al color de tu piel

Es indispensable que elijas la base correcta, ni más clara ni más oscura, ya que se podría ver poco natural. Lo ideal es que la base sea del color más cercano al tono de tu piel. Pídele a un experto que te asesore a la hora de comprar el producto y pruébalo en tu muñeca, en la frente y sobre la línea de la quijada, el tono más similar a tu rostro es el que debes elegir.

Aunque tu piel sea morena, toma en cuenta que también puede tener sub tonos rojizos y amarillos. La piel puede presentar diferentes tonalidades por la exposición al sol, es muy importante que consideres esto al comprar el maquillaje para obtener un resultado lo más uniforme posible.

En estos casos puedes combinar la base de maquillaje con un poco de base rojiza o amarilla, dependiendo del tono de tu piel. También presta atención al color de tu cuello, que en ocasiones muestra un tono diferente al del rostro, para que obtengas un resultado más uniforme. Recuerda que la mejor base es la que no se ve, la que iguala el color y la textura de la piel.

Prefiere un corrector con pigmentos anaranjados

Cuando la piel es más oscura lo ideal es invertir en un tono de corrector que elimine la tonalidad morada de las ojeras de este tipo de piel, para ello prefiere un corrector marrón con pigmentos anaranjados. Esto va a equilibrar los tonos y a mejorar el aspecto. Después de pasar sutilmente el producto aplica un poco de base para nivelar el color.

Elige un rubor con base roja para destacar las mejillas

Para complementar el look prefiere un rubor con base roja, prueba diferentes tonalidades para que elijas la que mejor te quede. Los tonos rojizos favorecen a las pieles morenas porque les da calidez y naturalidad.

La forma en la que apliques el rubor puede variar, si quieres un efecto discreto coloca el producto con una brocha de manera alagada sobre los pómulos de adentro hacia afuera. También puedes apostar por unas chapas, para que te queden impecables aplica un rubor de un tono anaranjado brillante. Evita los tonos terracota porque se suelen perder en las pieles morenas.

El polvo translúcido y unas sombras para las cejas complementarán tu look

Dale el toque final a la piel con un polvo traslúcido, que ayude a matizar todos los demás colores que ya aplicaste previamente, para que consigas un acabado natural y un maquillaje impecable.

Evita el delineador de cejas de color negro, aunque tu cabello sea oscuro, pintar de negro las cejas te dará un aspecto duro y hará que te veas tosca. Prefiere suavizar tus facciones con unas sombras café oscuras o grises, aplícalas en la curva de las cejas para definir mejor su forma.