El innovador dispositivo Electricity Saving Box te permite reducir significativamente el consumo energético en cualquier habitación. Ahora, dado el número de aparatos domésticos que las personas usan, las facturas de energía son enormes. Aunque limites su uso para ahorrar dinero, los gastos por servicio son siempre notables.

En esta situación surge la pregunta: ¿por qué limitar nuestro uso de equipos eléctricos en una era en la que la tecnología progresa cada día más? Además, estas restricciones no traen los resultados esperados. Al reemplazar el trabajo de los aparatos por trabajo manual, consumimos mucho más tiempo. Este tiempo podríamos usarlo de forma efectiva y útil para nosotros mismos, nuestra familia y amigos.

Qué es el dispositivo

El dispositivo Electricity Saving Box te permite reducir significativamente el consumo energético de aparatos electrónicos. Además, el funcionamiento del dispositivo tiene el principio opuesto a la reversión de los kilovatios ya “usados”. El dispositivo no busca quebrar a las compañías energéticas. Su principal objetivo es reducir las pérdidas en la red de suministro eléctrico.

Gracias a esto vemos una diferencia importante en las facturas de la electricidad con tan solo un mes de uso de este magnífico sistema. Según las reseñas de aquellos que ya han sacado provecho de esta oportunidad para ahorrar dinero y redistribuir de forma razonable los recursos energéticos, el dispositivo permite ahorrar de 30 a 50% de los costos energéticos mensuales.

Además, quienes compran este producto recuperan la inversión después de pocos meses por la cantidad de dinero que permite ahorrar.

¿Por qué se reduce el consumo de energía?

De hecho, la verdad es que la mayoría de los recursos energéticos que las compañías nos venden no se usan al final. A pesar de lo precisos que son los medidores hoy en día, siguen siendo “injustos” con los consumidores, ya que siempre hay pérdidas significativas en las redes de suministro eléctrico.

Desde el punto de vista de la física, hay energía activa y reactiva. Para el consumidor promedio, la energía útil es la activa porque es la que se usa para hacer funcionar todos los aparatos eléctricos. La energía reactiva es completamente inútil para el usuario común. Así como la activa, pasa por todos los cables, pero crea fluctuaciones indeseadas en el voltaje. Las consecuencias de esta, por así llamarla, energía innecesaria, incluyen: aumento en el consumo de kilovatios y peligrosos campos magnéticos.

Gracias al dispositivo innovador Electricity Saving Box, tenemos la oportunidad de pagar solo por la electricidad que se usa.

Simple en su principio de operación, este dispositivo tiene todas las cualidades necesarias para el hombre moderno:

  • Reduce el consumo de electricidad;
  • Reduce los efectos dañinos de la radiación electromagnética;
  • Alarga la vida útil de los aparatos eléctricos;
  • Permite el uso eficiente de la energía.

Este enfoque científico tan simple y asequible para todos, usado en el dispositivo Electricity Saving Box, nos permite resolver muchos problemas relacionados con el uso racional de la electricidad.

Características de uso

Es muy fácil de usar. Conéctalo a un tomacorriente, enciéndelo y listo. El proceso de ahorro comenzará solo. No tienes que hacer más nada. Puedes usar cualquier aparato electrónico y al final del mes fíjate en los números de tu medidor y factura. Esta herramienta está diseñada para adaptarse a los electrodomésticos comunes.

Pero debemos entender que cualquier, incluso el más sencillo, dispositivo se debe usar correctamente. Al usar Electricity Saving Box, es necesario asegurarse de que la humedad en la habitación no sobrepasa el 85%. Es decir que no podemos usarlo en baños o cerca de piscinas o albercas.

También es necesario considerar que el dispositivo puede usarse solo si la energía total de los equipos conectados va de 5 kW a 19 kW. Si respetamos esta condición, un solo dispositivo basta para una casa entera.

La eficacia del dispositivo

El equipo sirve para ahorrar energía y eliminar los efectos negativos de los campos magnéticos indeseados. Esta pequeña unidad empieza a trabajar desde el primer día en que se conecta. Los creadores de este equipo único dan una garantía por dos años por la alta calidad de su producto.

Desde el punto de vista del ahorro efectivo, el dispositivo permite reducir la energía eléctrica:

  • en un 50% al usar aires acondicionados, computadoras, lavadoras y secadoras;
  • en un 45% – TVs, cocinas, hornos microondas;
  • en un 40% – refrigeradores, calentadores de agua;
  • en un 35% – teteras, tostadoras, cafeteras, lámparas incandescentes;
  • en un 30% – taladros, sierras circulares y eléctricas.

Debido a su practicidad, después del primer mes ya vemos los primeros resultados. Después de un año, la cantidad ahorrada traerá alegría a cualquier usuario.

LEAVE A REPLY