Hábitos que causan grasa abdominal

Todos tenemos hábitos diarios que causan grasa abdominal; así es, no basta con las 2 horas de ejercicios y una buena alimentación. Alguna vez te has preguntado: ¿Por qué sigo teniendo grasa abdominal por más esfuerzo que haga? o ¿alguna vez te has puesto un bikini y a pesar de estar flaca te has dado cuenta que todavía tienes esos “rollitos” que tanto odias? Pues esta puede ser la solución a tu problema.

Bebidas Carbonatadas

De acuerdo a recientes investigaciones, se ha demostrado que la ingesta diaria de una o dos latas de bebidas carbonatadas proporciona cinco veces más rápido la creación de líneas de cadera que aquellas personas que no consumen o consumen muy poco esta bebida. Esta teoría se basa en el hecho de que la cantidad de azúcar que poseen estas bebidas aumentan las ansias de comida, por lo que terminan comiendo de más entre las comidas. Pero a pesar de esto muchos de ustedes probablemente pensarán que el consumir bebidas dietéticas resuelve el problema, sin embargo estas no son mejores que las azucaradas debido a que los edulcorantes aumentan el apetito tanto como el azúcar regular. Por lo que si se encuentra ansioso de una bebida satisfactoria es preferible consumir líquidos naturales y saludables, como jugos de frutas frescas o un vaso de agua con limón y hojas de menta. Esto favorece increíblemente su cuerpo por elegir una bebida que sea baja en azúcares. ¿No puede pasar un día sin bebidas carbonatadas? Entonces piense en lo difícil que le será quitarse esos rollitos de más al momento de ir a la playa.

Usar un plato más grande cada vez que come

Una encuesta realizada a personas con sobrepeso ha demostrado que las personas que tienden a comer de más suelen preferir platos más grandes que otros ya que gracias a esto tienen más espacio para consumir comida. La pregunta es, ¿Cómo afecta esto? Fácil, cuando el plato es más grande se añade más comida y en muchos casos es mucho más de lo que el cuerpo realmente necesita por lo que conlleva a un almacenamiento de grasa en el cuerpo. La mejor forma de evitar esto es consumir en platos pequeños y resistirse a la tentación  de comer o repetir platos cuando ha comido suficiente, ya sea en la comodidad de su casa o en un buffet de todo lo que pueda comer.

Cenar tarde

Ir a la cama con el estómago lleno no es la mejor opción para nuestra salud, ya que, a pesar de que quemamos calorías mientras dormimos, el cuerpo no se encuentra en una posición en la cual la gravedad pueda actuar en su forma más óptima. Es por esta razón que, además de ser más difícil digerir la ingesta nocturna, se pueden generar problemas estomacales como reflujo o indigestión. Así que, para mantener una buena figura y un cuerpo saludable, lo mejor es comer por lo menos tres horas antes de dormir, en pocas cantidades y, si es posible, comida ligera como frutas, pero no sin dejar de comer del todo.

Comer triste, molesto o alterado

Comer en momentos de alteración es sumamente peligroso, ya que el cuerpo no responde de la misma forma en que lo haría normalmente por lo que las personas tienden a comer mayor cantidad de comida, de la misma forma en que se prefieren comidas grasosas que pueden llegar a romper con cualquier tipo de rutina alimenticia que se tenga en el momento. Lo mejor que se puede hacer para evitar este tipo de resacas morales es desviar la atención hacia otra parte, como hablar con una persona al respecto, dedicarse más al trabajo o en caso de encontrarse molesto desviar la energía que se tenga a hacer más ejercicio o ejercicio con más fuerza para poder gastar esa energía corporal extra.

Consumir comidas bajas en calorías más seguido

Las grasas monoinsaturadas no son malas, a pesar de lo que diga la gente, al contrario, las comidas como aguacates, aceite de oliva y semillas funcionan bien eliminando grasas. Hay que tener cuidado con los alimentos bajos en calorías, ya que en muchas ocasiones son hechos con azucar, lo que conlleva a acumular grasa corporal más fácilmente.

No dormir

Los adultos necesitan dormir entre siete y nueve horas cada noche. Al momento en que esto no sea tomado en cuenta, los niveles de cortisol (hormona estresora) incrementan y causan las ansias de consumo de comidas azucaradas. Tomando eso en cuenta, es más difícil deshacerse de la grasa corporal si el hábito del buen dormir no es formalizado a cabalidad. Cuando se duerme a plenitud, aumentan los niveles de leptina que ayudan a controlar el apetito de una forma más consciente.

No consumir suficiente proteínas durante la dieta regular

Todo adulto debería consumir entre 20 y 25 gramos de proteína por comida, siempre dependiendo de la cantidad de actividad y tamaño del cuerpo. Los hombres deberían obtener 10 gramos extra para asegurar una mejor salud. Aumentar los niveles de proteína crea como consecuencia la nivelación de los niveles de azucar en la sangre reduciendo los niveles de insulina para promover un más rápido metabolismo, sin contar con que ayuda a regular las hormonas que controlan el apetito. Algunas de las comidas más apropiadas para aumentar las proteínas diarias son el pavo, los huevos, el queso ricota, el salmón, el pollo sin piel; debido a que estos alimentos poseen bajas cantidades de grasa y una mayor cantidad de proteínas.